Estás aquí

¿Qué son los criterios de selección y cómo abordarlos?

 

Los criterios de selección incluyen la experiencia, capacidades, atributos personales, calificaciones, conocimientos y habilidades necesarias para desempeñarte bien en un empleo.

Es de vital importancia que hagas coincidir tus cualidades con los criterios de selección al redactar tu carta de presentación o CV.

A continuación, te indicamos los pasos clave para ayudarte a abordar de manera satisfactoria los criterios de selección:

Léelos detenidamente

Es muy importante que tengas ojo clínico al leer los criterios de selección para entender exactamente lo que exige el puesto. Por ejemplo, pedirte “demostrar capacidad” es muy diferente a pedirte “demostrar conocimiento”. Tómate tu tiempo para leer los requisitos en detalle y puedas responder de manera adecuada.

Haz coincidir tus habilidades

Pregúntate: ¿mis habilidades coinciden con estos criterios? Será una pérdida de tiempo postularte para un empleo donde los criterios de selección no correspondan con tus habilidades y experiencia. Los empleadores también detectarán esta incompetencia a kilómetros de distancia.

 Sin embargo, si no coincides con los criterios, es momento de comenzar a pensar en la experiencia de empleos anteriores cuando has demostrado las habilidades o atributos necesarios. Anota tantos ejemplos pertinentes como puedas y luego edita la lista para centrarte en los más destacados e importantes. Estos serán la base de tus respuestas.

Simplifica el exceso de información

Los criterios de selección pueden ser muy amplios y, por lo tanto, bastante abrumadores. Intenta dividir los criterios en secciones, de manera que puedas concentrarte en responder partes breves y no un gran ensayo.

 Por ejemplo, los criterios exigen que tengas “habilidades de comunicación tanto escritas como verbales y la capacidad de trabajar bien bajo presión”. Esto te permite abordar y demostrar tres áreas diferentes: comunicación escrita, comunicación verbal y la capacidad de soportar la presión. Es de vital importancia que abordes los tres componentes específicos con ejemplos pertinentes.

Ejemplos

Cualquiera puede decir que tiene aptitudes de administración del tiempo o la capacidad de cumplir plazos ajustados, pero los empleadores quieren que lo demuestres dando ejemplos claros de tu experiencia laboral y logros anteriores. Al abordar los criterios de selección, utiliza el método STAR: Situación (determina el contexto), Tarea (describe tu rol), Acción (explica lo que has hecho) y Resultado (resultados positivos clave).

Que quede claro

Los empleadores no tienen tiempo de “leer entre líneas”, de modo que tus respuestas deben ser concisas, directas, pertinentes y fáciles de leer. Además de revisar la gramática, ortografía, presentación y límite de palabras, cerciórate de haber utilizado un lenguaje positivo y palabras enérgicas. Presta atención al lenguaje de los criterios, cubre todas sus habilidades y demuestra tus capacidades.