Estás aquí

¡Ayuda, tengo dos ofertas laborales!

 
Irónicamente, puedes pasar meses buscando empleo sin éxito y de pronto aparecen dos ofertas laborales al mismo tiempo. No podrías estar en mejor posición y debes aprovechar al máximo esta oportunidad. Entonces, ¿cómo te decides por alguna de las dos? Puede ser tentador optar por el empleo que ofrezca el mayor sueldo, pero vale la pena considerar otros factores.

Ascenso profesional

 
¿Cuáles son tus perspectivas profesionales a largo plazo en cada una de las empresas? Es importante ser estratégico al cambiar de empleo y considerar cómo el nuevo cargo influirá en tu crecimiento profesional. Debes evitar un empleo en el que recibas un buen sueldo pero en el que estés estancado y sin perspectiva. Debes aspirar a un empleo que te ayude a lograr tus metas profesionales a largo plazo.

Cultura de la empresa

 
Dedica el mayor tiempo posible a hacer una investigación sobre ambas empresas en cuestión. Considera su reputación y si sus principios y ambiciones concuerdan con los tuyos. ¿Es la clase de empresa en la que estarías dispuesto a confiar tu carrera profesional a futuro? Habla con colaboradores actuales y anteriores para darte una idea de la cultura de la empresa y el entorno laboral. Considera cómo te sentiste en las entrevistas y piensa con cuál empresa te sentiste más cómodo y en cómo te relacionaste con los entrevistadores. La cultura de la empresa es muy importante al considerar qué cargo asumir. A diferencia de tu sueldo, ésta no puede negociarse; así que debe quedar clara desde el principio.

Balance vida/trabajo

 
Considera lo que se esperará de ti en cuanto a la jornada laboral y cómo esta afectará tu vida personal. ¿Deberás trabajar horas extras de forma continua? El traslado diario hacia y desde el trabajo también influirán en el tiempo que tendrás para hacer otras cosas, como pasar tiempo con tu familia y amigos. Desde luego, deberás hacer sacrificios pero vale la pena considerar cómo el empleo afectará tu vida en general.
 
No te precipites al tomar una decisión. Una empresa en la que valga la pena trabajar reconocerá que cambiar de empleo puede ser una decisión fundamental para tu vida y te dará tiempo de considerar tus opciones.