Estás aquí

¿Por qué toma tanto tiempo cubrir una vacante?

 
Muchas compañías eligen asociarse con Michael Page, porque han encontrado que actualmente se demoran más que nunca en cubrir sus vacantes. Hace cinco años, ocupar un puesto tomaba casi 15 días pero el tiempo promedio en la actualidad es de aproximadamente 23 días hábiles, según la revista The Quarterly Journal of Economics.
 
A continuación, te damos una lista de los factores principales que influyen en el tiempo que toma reclutar y cubrir una vacante:

 

1. Temor a una mala contratación

 
Contratar a la persona equivocada cuesta a las compañías tiempo y dinero, así que no es de extrañar que sean cautelosos al momento de contratar a alguien poco idóneo para su rol. Los costos adicionales relacionados con la rotación de personal incluyen compensación, beneficios, capacitación, desarrollo, interrupciones y pérdidas de oportunidades comerciales. El “tiempo de ocupación” también depende del tipo de empleo; mientras más especializado o específico sea el cargo, más tiempo tomará encontrar al candidato idóneo para ocuparlo. 

 

2. Candidatos de bajo nivel

 
Muchos candidatos perciben bien sus propias habilidades para trabajar; no obstante, los empleadores determinan que, llegado el momento, carecen de las mismas para desempeñar los roles. De acuerdo con una encuesta de Bryant & Stratton College Online y Wakefield Research, 80% de los candidatos de entre 18 y 34 años piensan que “están listos para el empleo y que poseen todas las habilidades, la experiencia y la formación necesarias para avanzar en la trayectoria profesional que desean o para conseguir su próximo empleo”. Sin embargo, 40% de los empleadores indicaron que la mayoría de los aspirantes a un empleo para principiantes no cuentan con las habilidades básicas necesarias para ocupar las vacantes. En Michael Page llevamos a cabo jornadas de evaluación y entrevistas basadas en competencias para garantizar que la lista de candidatos seleccionados que entregamos a nuestros clientes cumpla con sus instrucciones.

 

3. Largo proceso de entrevista

 
Debido al temor a una mala contratación, tal parece que el proceso de entrevista cada vez dura más: a veces, los candidatos realizan cinco o seis entrevistas para un empleo. Este cambio se traduce en un aumento en la deserción de candidatos, ya que todo el proceso puede tardar hasta un año y muchos candidatos competentes no están dispuestos a esperar tanto si reciben otras ofertas. Según una encuesta de Mystery Applicant, 60% de los candidatos no reciben información sobre el proceso de entrevista en lo absoluto.
 
Recomendamos que las empresas sean claras en lo que desean evaluar en su proceso de entrevista y en quién debe estar involucrado desde el comienzo. Esto dará lugar a que el proceso de reclutamiento se realice en dos o tres etapas en lugar de seis o siete. También plantea que mientras más pronto los Gerentes de Recursos Humanos estén disponibles para hacer entrevistas y dar retroalimentación, más rápido ocuparán el puesto. Conforme mejoren las condiciones económicas, las empresas deberán volverse atractivas para los candidatos idóneos y parte de eso es simplificar los procesos de contratación.
 
La mejor forma de evitar candidatos poco idóneos es recurrir a una empresa de reclutamiento acreditada que pueda encontrar al mejor talento en el mercado a partir de su base de datos. Michael Page te quita esta presión al garantizar que los candidatos que entrevistes hayan sido investigados y que sean competentes e idóneos para el empleo.