Desde muy pequeños, nuestros padres y la sociedad en general no nos enseñan a “reconocernos”, sino más bien a buscar los objetivos fuera de nosotros. A buscar el éxito profesional, familiar y material sin entender que los sueños y objetivos están dentro de cada uno.

Parte de eso ha generado que muchos profesionales en el mundo laboral se sientan atrapados en un camino que parece no tener salida. Varios hoy en día son padres que se levantan como autómatas, con angustia y el corazón apretado, porque no están a gusto ni felices con su trabajo.

Con el tiempo esto se va transformando en una mochila cada vez más pesada, donde cerramos los ojos, no reconocemos que el camino no es el correcto y continuamos trabajando en algo que no está en sintonía con nuestros deseos, ya sea por por el hecho de tener que cumplir con los deberes, mantener un status o simplemente el miedo al “qué dirán”.

Motivos de esto hay muchos. Puede ser por tener un jefe o compañeros que generan un mal ambiente laboral, un horario que no les permite compartir con la familia e hijos, una cultura organizacional muy rígida y limitante, o que la profesión ya no les gusta. Pero habitualmente es por el desconocimiento propio de los reales sueños e intereses.

Sea cual sea la razón, lo cierto es que cada persona tiene el derecho de poder ser feliz y cumplir sus sueños en todo ámbito, sobre todo en el plano laboral. Nadie está obligado a hacer algo que no le guste o que le genere un malestar físico o emocional, ni siquiera por dinero o por alcanzar un cargo alto dentro de alguna compañía.

Es por eso que a continuación les compartimos 8 tips o consejos para encontrar el trabajo de sus sueños y poder alcanzar la plenitud laboral y personal:

1) Aprende a conocerte

Pregúntate a tí mismo qué es lo que más te gusta hacer; para qué eres bueno. Por más mínimo que sea, todas las personas son buenas o mejores para algo que el resto, y es ahí donde se puede marcar la diferencia. Por otro lado, aprende a reconocer las señales que te da tu cuerpo. El miedo, angustia, frustración, rabia y el disgusto son avisos de que algo no anda bien.

2) Pregúntate qué es lo que te impide ser feliz en mi trabajo

Cambiar de trabajo no hará necesariamente que te sientas más feliz. La felicidad y la paz no las encuentras afuera, están siempre en el interior del ser humano. Lo que debemos comenzar a hacer es preguntarnos: ¿por qué me siento infeliz? Y si en esa indagación llegamos efectivamente al trabajo que desempeño, hay que también entender cuáles son los factores que generan mi infelicidad: el jefe, la cultura, mis compañeros, la carga laboral, etc. Y, con esa respuesta, planificar un próximo desafío.

Lo más importante es descubrir el motivo de la infelicidad y entender que muchas veces las cosas a tu alrededor no siempre van a cambiar para que te sientas mejor. Nuestra energía debe están invertida en nuestro interior y en cómo logramos abordar los distintos contextos

3) Elimina las barreras y limitantes

Analiza cuál es tu “sueño” y revisa cómo ese sueño se puede convertir en realidad. Si ese sueño lo podemos encontrar en una empresa, en una función, en un cargo, o en un emprendimiento, entonces debemos planificar para lograr ese objetivo aterrizando todas las variables.

4) Aprende a tomar decisiones tú y no el resto

Cumplir tus sueños y anhelos en el plano laboral no es sinónimo de que todo será fácil durante el trayecto. Como todo en la vida, siempre habrá obstáculos y decisiones por tomar, y también segundas opiniones que nos pueden aclarar o confundir más. Por eso, lo importante es decidir por nosotros mismos de forma consciente y tomando en consideración los riesgos, y hacerse cargo de ellos.

5) No te preocupes por la edad

Si bien mucho se habla de la edad, ésta no tiene nada que ver con lograr nuestros objetivos y metas que nos den satisfacción plena. El factor fundamental es saber lo que quiero, saber lo que me apasiona, y, en base a eso, buscarlo. 

6) Planifica y ordena tus prioridades

Cuando entramos en el mundo laboral, adquirimos responsabilidades y deberes. Más aún si contamos con una familia e hijos por detrás. A pesar de que esto no debe ser una limitante para lograr tus objetivos, sí es importante planificar y ordenar las prioridades. Dentro de esta planificación debemos tener en cuenta los riesgos de embarcarnos en una nueva aventura y tener una alternativa que nos entregue un respaldo y tranquilidad. Debemos también considerar fijar plazos para ir alcanzando los objetivos.

7) Si quieres emprender

Muchos profesionales eligen el camino de emprender, un trayecto que de por sí es más complejo que trabajar para una organización, pero que a la larga puede ser más gratificante. Es importante considerar tener un colchón financiero que permita cubrir los riesgos en caso de fracasar en el intento, que dentro de este mundo es bastante común. Además, antes de lanzar el emprendimiento con una gran inversión, armar un proyecto piloto e ir probando cómo avanza. Por lo demás, tener paciencia y tolerancia a la frustración.

8) Vive una vida más equilibrada 

Es muy común que, en nuestro camino por alcanzar los sueños y objetivos en el plano laboral, nos centremos en una sola cosa y vayamos descuidando otras. Hay que mantener en equilibrio todas las áreas de la vida, como la salud, familia, amigos, etc. Todas estas áreas también influyen en el camino para lograr nuestra plenitud y felicidad.

El empleo de tus sueños está más cerca de lo que crees, Postula con MyPage

Join over 80,000 readers!
Receive free advice to help give you a competitive edge in your career.